Acerca de esta web

La ayuda funciona, contribuye a sacar a los países de la pobreza. Desde que los Objetivos de Desarrollo del Milenio se aprobaron en 2000, cada año sobreviven 3 millones de niños y niñas más; 41 millones más van al colegio y, gracias a la inmunización, se salvan 2 millones de vidas.

CONCORD Aidwatch and EURODAD, 2007. EU Aid Report

 

Es cierto que las cosas han cambiado mucho desde 2007. Y que la crisis mundial ha venido a mover los cimientos de todo occidente y sus pilares económicos. Es cierto que los presupuestos para la ayuda han descendido drásticamente en algunos países, y que el ritmo de decrecimiento de la pobreza se ha ralentizado, pero no deja de ser una aseveración cierta: la ayuda funciona.

De acuerdo con las mejores estimaciones disponibles, el objetivo global de reducir a la mitad el número de quienes viven en la pobreza extrema (menos de un euro al día) podría haberse cumplido en 2010, cinco años antes de la fecha establecida por la comunidad internacional en sus Objetivos del Milenio. Aunque este dato es consecuencia directa de la mejora de la economía en China, también hay que destacar los avances que se han producido en países mucho más pobres y menos poblados, incluyendo parte del África subsahariana.

Por otro lado, las estimaciones más recientes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) indican que el número total de personas subalimentadas en todo el mundo ha disminuido un 17 % en las últimas dos décadas. Sin embargo, ocho de cada diez españoles (79 %)  —datos de Metroscopia— creen que hay cada vez más personas que pasan hambre en el mundo.

Tantos años de esfuerzos de la cooperación han tenido sus frutos, pero gran parte de la ciudadanía lo desconoce. ¿Quién tiene la culpa de la desinformación? ¿Los medios de comunicación? ¿Las Universidades dónde se estudia la economía de un tercio de la humanidad y se olvida la economía de subsistencia del resto de la población mundial? ¿Las propias ONGs que con sus campañas para recaudar fondos, legítimamente, muestran la pobreza a la ciudadanía?

En este macroscopio pretendemos visualizar las cifras y datos sobre la eficacia de la ayuda y de la cooperación al desarrollo. Queremos demostrar que funciona, y queremos decir bien alto que la crisis no puede ser un pretexto para parar. Somos conscientes de la situación de las arcas de algunos países desarrollados, como España. Pero no es admisible que los las partidas presupuestarias para la cooperación al desarrollo hayan descendido en un porcentaje escandalosamente mayor que otras. Esto quiere decir que la crisis, principalmente originada por una crisis de valores y un afán lucrativo desmedido, la están pagando los más pobres, justamente los que menos se han beneficiado de los años de bonanza y los que menos han contribuido a llegar donde estamos.

Como muestra de la eficacia de la ayuda, pueden consultarse las Hojas de datos publicadas por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, en septiembre de 2013.

No  obstante, dicho todo esto, debemos también reconocer los fallos y errores, que los hay, de las organizaciones que trabajamos por erradicar la pobreza en el mundo, tanto públicas como privadas. Pero es bueno siempre aprender de los fallos, para no volver a caer en los mismos y mejorar el trabajo que estamos haciendo. La solidaridad entre pueblos es un derecho y un deber.

Este sitio web surge como parte del proyecto Visualizando la Cooperación de la Fundación Mainel, financiado por la Diputación de Valencia.

 

“La verdad es que no se puede promover la humanización del mundo renunciando, por el momento, a comportarse de manera humana. A un mundo mejor se contribuye solamente haciendo el bien ahora y en primera persona, con pasión y donde sea posible, independientemente de estrategias y programas de partido.”

Enciclica “Deu Caritas est”. Benedicto XVI

Print Friendly, PDF & Email