La Lupa

¿Se puede cambiar el mundo a través de la Educación?

Publicado por Anna Iandoli.

La educación se puede considerar unos de los principios básicos y más importantes para una sociedad civil bien organizada y también unida. Fomentando la ética y la cultura de respeto se pueden formar individuos responsables como miembros de una comunidad. En los últimos 20 años la globalización ha configurado una nueva percepción de la sociedad, que se entiende como internacional y que une diferentes culturas y costumbres. En este sentido, ha nacido una mayor voluntad de conocer los factores políticos, económicos y sociales que han determinado los desequilibrios globales, y también ha crecido la participación de los ciudadanos en la lucha contra la pobreza.

¿Qué es la Educación para el Desarrollo?

Educar para el desarrollo significa sensibilizar a la ciudadanía sobre los derechos humanos y de los niños, el respeto al ambiente, el comercio justo, de las diferencias entre culturas y todos los temas de la ciudadanía global. En el 2001 el Consejo de desarrollo de la Unión Europea elaboró una resolución sobre “Educación para el desarrollo y sensibilización de la opinión pública europea a favor de la cooperación al desarrollo”. En el párrafo 6 de esta resolución, el consejo muestra su voluntad de «favorecer un apoyo mayor a la educación para el desarrollo, y a la política de comunicación vinculada a la misma, por parte de la Comisión y de los Estados miembros, gracias al establecimiento de vínculos más estrechos entre los diferentes sectores que pueden ayudar al fomento de la educación para el desarrollo en diferentes ámbitos, como, por ejemplo las ONG, escuelas, universidades, formación de personas adultas, formación de formadores y formadoras, medios de comunicación audiovisuales, prensa, mundo asociativo y movimientos juveniles».

La asamblea general del ONU también decidió en 2004 programar una década (2005-2014) confiada a la Unesco, para sensibilizar los gobiernos y las sociedades civiles de todo el mundo sobre la necesidad de un futuro más equitativo y armonioso, respetuoso con los demás y con los recursos del planeta, potenciando el papel de la educación en este camino.

La Década de la educación para el desarrollo sostenible (DEDS) quiere evaluar la educación y todos los instrumentos que están a su alrededor como  la educación escolar, campañas de información, formación, actividades de tiempo libre, mensajes enviados desde los medios de comunicación o en la difusión de valores y habilidades orientados al desarrollo sostenible. La decisión de dedicar una década a la educación para el desarrollo sostenible se deriva de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, 2002), que puso nuevos objetivos para lograr este desarrollo, que tiene que combinar los aspectos económicos con los sociales y ambientales, para garantizar una sociedad más justa y próspera, de cara a las generaciones futuras.

La DEDS estableció las bases de acción concretas; la UNESCO elaboró un documento de orientación internacional, dando relevancia a la puesta en marcha de alianzas en todos los niveles y pidiendo la colaboración de todos los interesados, destacando en particular el papel de los representantes de la sociedad civil, el sector privado, medios de comunicación e instituciones investigadoras. En este ámbito son muchos los ejemplos que se pueden presentar para ver cómo, antes y después a esta década, se han realizado proyectos y ha existido la voluntad de mejorar la educación para el desarrollo sostenible.

Un caso concreto: Lápices africanos en Europa       

En Italia, entre 2001-2002, la ONG CEFA  implementó un proyecto denominado «Lápices africanos en Europa«, con el objetivo de aumentar la conciencia pública sobre las desigualdades, con financiación de la Comisión Europea.

cover_matite

El proyecto creado por CEFA contó en la participación de la organización Cooperación International pour la Conservation patrimonie Architetural Traditionnel (CICAT) de París, la Fundaçao Evangelizaçao y Culturas (FEC) de Lisboa y la Asociación Lai Momo de Bolonia. El proyecto se llevó a cabo en Francia (París), Portugal (Lisboa) y en Italia, y fue principalmente destinado a las escuelas, proponiendo una serie de seminarios/talleres para maestros y programadores culturales.A estos seminarios les siguió una exposición internacional de dibujantes africanos (tanto de cómics como de caricaturas) que se celebró en Bolonia del 16 marzo hasta el 30 abril de 2002. En esta misma temporada se crearon dos talleres con los autores africanos dirigidos a estudiantes de secundaria de Bolonia.

La exposición continuó a lo largo de 2002 y parte de 2003 y recibió la visita de más de 3.000 jóvenes.

Grandes proyectos de organizaciones pequeñas

También asociaciones más pequeñas se llevan a cabo de proyectos de educación para el desarrollo, como “Analysis: Un puente artístico entre Tailandia e Italia” de la ONG Arteca, que realizó un corto de animación creado en colaboración con la escuela de música para jóvenes Egea Small de Perugia. La primera fase, la parte conceptual y visual de la obra, fue creada por los alumnos del «Centro de Arte Sangkhlaburi Tailandia», en colaboración con los niños de la Children of the Forest Foundation y Circus Action International.La segunda fase, dedicada a la creación de la banda sonora, fue hecha por los niños y niñas de la escuela de música Egea Small.

perugia

Un tercio del tráfico mundial de mujeres y niños tiene lugar en el sudeste de Asia, con su epicentro en la ciudad de Bangkok. El corto tuvo como objetivo sensibilizar a los jóvenes que participaron en el proyecto, que a través de un análisis grupo, fueron capaces de identificar los peligros y prevenir los riesgos del tráfico de personas. Después de analizar las imágenes y estudiado el mensaje, los chicos y chicas han contribuido a la creación del cortometraje de animación utilizando distintos instrumentos musicales. La colaboración entre la asociación Arteca y la escuela de música Egea Small, nace de la idea de crear una comparación y relación a distancia entre los dos grupos de jóvenes a través de un medio artístico, haciéndoles conocer otras realidades, capacidades expresivas y los problemas de los jóvenes de un país lejano. Este proyecto de educación ha intentado fortalecer en los niños ese concepto basado en el respeto por los demás y por las diferentes culturas mejorando así el enriquecimiento personal y colectivo.

El francés no sólo se habla en Francia

Otras experiencias españolas en la educación para el desarrollo, también, son varias y creativas. El Instituto Público de Educación Secundaria Ichasagua de la localidad de Los Cristianos (Arona, Santa Cruz de Tenerife), ha desarrollado durante años proyectos de aprendizaje solidario, en la exigencia de educar a sus estudiantes en el respeto, la promoción de los derechos humanos y la práctica de valores de compromiso. Ángeles Hernández Cabrera, profesora de francés que ha tenido siempre una manera alternativa de estimular los estudiantes para aprender el francés a través de proyectos de intercambio, comunicación y relación con otros estudiantes franceses, tuvo la idea de ampliar este proyecto educativo y aunar el ejercicio de una lengua y la práctica de la empatía con otras poblaciones y comunidades más alejadas, en necesidades y aspiraciones.  descarga

Durante el curso 2013-14, se empezó el proyecto en colaboración con la RESF (Red Educativa Sin Fronteras) : “Ichasagua con Senegal” con el cual  se ampliaba claramente la experiencia educativa de sus estudiantes y se ofrecía la oportunidad real de acercarse, en la práctica, a los valores solidarios y la promoción de los derechos humano, recaudando fondos para Senegal e interactuando en francés con elCem Seno Palel, de la región de Matam (Senegal), el primer centro con el que se comunicaron por videoconferencia.

Los estudiantes se presentaban y preguntaban sobre gustos y costumbres culturales. Aún ahora los estudiantes siguen manteniendo correspondencia con los compañeros del centro senegalés. Estudiantes canarios, senegaleses, saharauis, padres y madres… están conectados con diferentes lugares del mundo (Canarias, Senegal, Sáhara, Haití, Gabón, Burkina Faso, Palestina…) gracias a la Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que facilitan los recursos necesarios (vídeo-conferencia, chat, correo electrónico, redes sociales…) y consiguen hacer realidad esa fantástica idea de la construcción de una “ciudadanía global”, consciente y enraizada en la práctica de los valores éticos y de respecto.

 

Algunos de los proyectos de la Fundación Mainel de Educación para el desarrollo

Un ejemplo de proyecto por el tema de la lucha en contra de la prostitución juvenil en Tailandia es la exposición “Becas para la esperanza”, de la Fundación Mainel con la colaboración de la ONG Somos Uno. La muestra de fotografías contiene imágenes de niñas que gracias a unas becas consiguen permanecer en la escuela en Tailandia y huir de la prostitución.

invitacionICAV

Otro proyecto de educación para el desarrollo es “Redes de ciudadanía global en la educación secundaria”. El punto de partida del proyecto consiste en aprovechar cuestiones coyunturales (como son la celebración en 2015 del Año Europeo del Desarrollo, y la actual reforma educativa, nuevas asignaturas y competencias introducidas por la LOMCE) para proporcionar contenidos innovadores de Ciudadanía Global a docentes de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos.

No solo como herramientas de trabajo con sus alumnos, sino como maneras de introducir cuestiones relativas a la Educación para el desarrollo (ED) en todas las materias, incluso aquellas a priori no relacionadas con la Educación para el desarrollo y la Ciudadanía Global (EDCG). El modo de llegar a estos docentes no previamente interesados por la ED es ofrecerles a través de redes sociales contenidos que necesitan o van a necesitar, ante la cercana implantación de la reforma educativa.

 De la «educación para el desarrollo» a la «educación para la ciudadanía global»

Hasta ahora hemos puesto algunos ejemplos prácticos de proyectos de educación para el desarrollo, que incluye las actividades de educación, formación, información y sensibilización que desempeñan las ONG, asociaciones, y otros actores institucionales en los países más ricos para involucrar y educar al público sobre temas relacionados con la pobreza y los desequilibrios económicos, sociales y ambientales en el mundo. Esto ha contribuido a fortalecer el sentimiento de solidaridad internacional y establecer así una sociedad más intercultural y sostenible. Pero en los últimos años la educación para el desarrollo está siempre modificándose en un proceso histórico global: como el escenario político/económico mundial está cambiando, sobre todo por la crisis, también está cambiando la manera de entender la cooperación, el desarrollo y la ayuda humanitaria.

Con los años los temas que la educación para el desarrollo ha tenido que enfrentar han crecido por complejidad y género. En este escenario, el desarrollo en el sentido tradicional (que surgió en un contexto donde el crecimiento se consideraba más lineal y los recursos infinitos) ha fallado y ha generado mucha vez animadversión. En el debate cultural, educativo y sociológico recientemente, se ha reconstruido el término “desarrollo» repensando la forma y el contenido de la expresión «Educación para el desarrollo» para redefinirlo desde la perspectiva de la “Educación para la Ciudadanía Global” que involucra otras expresiones que muchas veces recurren en este debate: educación en derechos humanos, educación para la paz, la educación intercultural, interdependencia entre local y global, etc.¡ Muchas llaves para una sola puerta! El objetivo es el mismo pero las palabras que giran alrededor son muchas y las definiciones podrían confundir también a los más expertos. La Educación, en todos los aspectos que le queramos dar, es la estrategia a través de la cual se puede conseguir una conciencia global más cívica que pueda ayudarnos a cambiar muchos aspectos para una comprensión amplia de uno mismo y del mundo, creando elementos para que se pueda contribuir a una sociedad justa, que se interrogue sobre las causas estructurales de la pobreza y la exclusión y pueda, en consecuencia, atajarlas.

 

 

 

 

 


Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*