Informes / Informes AECID

La contribución de la empresa a la agenda de los ODS

[button link=»http://www.aecid.es/Centro-Documentacion/Documentos/Divulgaci%C3%B3n/Comunicaci%C3%B3n/05_30_EYD_MAYO.pdf» color=»orange»]ESTUDIO SOBRE LA CONTRIBUCIÓN DE LA EMPRESA A LA AGENDA DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE (ODS)[/button]

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) suponen la apuesta más ambiciosa en la historia de la humanidad para construir un modelo socio económico próspero, inclusivo y justo. Una de las principales innovaciones respecto a iniciativas precedentes en el tiempo, como los Objetivos de Desarrollo del Milenio -también liderados por las Naciones Unidas-, es que asumen que el desarrollo sostenible no es una consecuencia exclusiva de políticas públicas de los Estados Soberanos sino que requieren, tanto o más que el compromiso de los gobiernos, la involucración del sector privado. Este tiene dos roles importantes: aportar capital y contribuir con sus productos y servicios a resolver los grandes dilemas de la humanidad.

Tanto es así que, en los grandes acuerdos y conferencias a nivel internacional sobre los retos globales de este siglo, las empresas siempre son señaladas como parte importante de la solución posible.

Cuatro hitos han marcado de forma trascendente la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el compromiso de los países y empresas con el mismo:

  • Tras la Declaración de París sobre la eficacia de la ayuda al desarrollo en 2005, en el 4º Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda celebrado en Busan (Corea) en 2011 se alude, por primera vez, al papel fundamental que desempeña la empresa en la generación de riqueza y empleo, reconociéndose su rol como un agente más de desarrollo. En 2016 tuvo lugar en Nairobi la Segunda Reunión de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo (AGCED): Hacia una Aplicación Inclusiva y Acelerada de la Agenda 2030, que ofreció una plataforma única de reunión de las partes intersadas: gobiernos, jefes de las principales organizaciones internacionales, sociedad civil, sector empresarial y parlamentos de cara a exponer sus éxitos e identificar enfoques innovadores en la implementaciónd e la Agenda 2030.
  • La III Conferencia Internacional sobre Financiación del Desarrollo celebrada en Addis Abeba (Etiopía) que tuvo lugar en julio de 2015 finalizó con la aprobación del Plan de Acción de Addis Abeba de Financiación para el Desarrollo, un documento que marca los instrumentos a los que deberán recurrir tanto los países en desarrollo como los países donantes para financiar el desarrollo en los próximos quince años. En dicho documento se hace además un llamamiento claro al sector privado para que dediquen su creatividad y capacidad de innovación a resolver los problemas relacionados con el desarrollo sostenible, incluyendo tanto a las microempresas como a las empresas cooperativas y las multinacionales.
  • La aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) el 25 de septiembre de 2015, a diferencia de sus predecesores, los Objetivos de Desarrollo Milenio, confiere un papel más relevante al sector privado. La Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoce la fuerza transformadora de las empresas al ser la principal fuente mundial de la actividad económica y por ello se espera que el sector privado colidere las mejoras del nivel de vida en todo el mundo. En la Agenda 2030 se insta al sector empresarial junto con los gobiernos, las organizaciones internacionales y otros actores no  estatales  y particulares a que contrubuyan a cambiar los patrones de consumo y producción insostenibles y se reconoce el papel del variado sector privado, que va desde las microempresas, a las cooperativas y a las multinacionales, en la implementación de la nueva Agenda.
  • El Acuerdo de París -resultado de la Conferencia de las Partes (COP 21) celebrada en París en noviembre de 2015- y su entrada en vigor el día 4 de noviembre de 2016, es otro de los grandes hitos en lo que respecta a la agenda global de sostenibilidad y el llamamiento a la acción de las empresas. En su artículo 6, insta al mundo empresarial a involucrarse en la aplicación y consecución del objetivo nacional presentado por cada país. La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 22) celebrada en Marrakech (noviembre 2016) concluyó con la firma de la “Declaración de Marrakech” y refleja el compromiso de todos los países para frenar el calentamiento global y seguir promoviendo la acción climática antes del 2020 para responder a las necesidades de los países en vías de desarrollo e incrementar el volumen, el flujo y el acceso a la financiación de los proyectos climáticos.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con sus 169 metas, inciden sobre una gran variedad de factores de interés público y privado. Por ello, la generación de incentivos a la inversión en áreas vinculadas a los ODS, las alianzas público-privadas y la coordinación entre Estado y Empresa, se convierten en un ingrediente absolutamente indispensable para el éxito de este gran reto. En este sentido, alinear bidireccionalmente la acción de organismos multilaterales y de cooperación con las agendas de sostenibilidad y responsabilidad corporativa de las empresas puede suponer el capital semilla que haga brotar una línea de actuación de compromiso con los ODS en el largo plazo.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha realizado este trabajo con el objetivo de identificar cómo puede contribuir la empresa a la Agenda 2030. Con el estudio se pretende apoyar el conocimiento y la sensibilización del sector empresarial español en su contribución a la consecución de los 17 ODS. Son objetivos específicos del estudio los siguientes:

  • Analizar la metodología más adecuada para que el sector privado empresarial integre la sostenibilidad como elemento central de la estrategia de internacionalización.
  • Facilitar a las empresas españolas su contribución a la agenda de desarrollo sostenible local de los países objeto de la Cooperación Española y aprovechar los incentivos que estas generen.
  • Posibilitar el alineamiento de la estrategia de negocio del sector empresarial español con las agendas de desarrollo de los países donde operan.

Para conseguir estos objetivos, se ha partido de un diagnóstico de situación de los países de asociación de la Cooperación Española seleccionados para los que se han combinado los principales aspectos de mejora en términos de ODS con la exposición de empresas españolas, tratando de identificar así las líneas de actuación y sectores con mayor impacto positivo en la agenda de ODS. Además, se ha desarrollado una guía para facilitar la toma de decisiones y la priorización de temas y acciones de las empresas, con el objetivo de contribuir a facilitar la adopción de una agenda de ODS tanto en los países en los que la AECID lleva a cabo planes de cooperación al desarrollo, como en las empresas españolas que a través de su actividad pueden contribuir a resolver los grandes retos globales del desarrollo sostenible.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*