La Lupa

Asistencia Humanitaria

Publicado por Stephanie Spahn.

Por definición oficial, el adjetivo “humanitario” significa que una persona “se se refiere al bien del género humano” y eso refleja exactamente el sentido muy profundo de la asistencia humanitaria.

La ayuda ocurre como una respuesta durante o después de un catástrofe natural o como reacción a una crisis provocada por hombre – aguda o prolongada. Normalmente se refiere a ayuda material y logística provista por razones humanitarias. Incluye la provisión de los bienes y servicios básicos como abrigo, agua potable, alimentación y atención sanitaria para garantizar la supervivencia de los afectados. Para asegurar acceso a las necesidades básicas las organizaciones humanitarias intentan lograr los objetivos más importantes de la asistencia humanitaria: salvar vidas, mitigar sufrimiento, proteger los derechos fundamentales y mantener la dignidad humana.

Aparte de eso, la asistencia humanitaria también se encarga de la gente en los alrededores de la zona afectada. Apoya a gente desplazada, previene la difusión del conflicto, soporta el trabajo de alivio, prepara la  rehabilitación y la recuperación. Cumple todos estos objetivos a través de la coordinación de programas y operaciones, la mejora del transporte y comunicación por radio. Las organizaciones humanitarias satisfacen las necesidades urgentes, bien directamente, bien a través de apoyo a servicios locales – normalmente de ambas maneras. La necesidad de asistencia extranjera aparece cuando los bandos del conflicto o los servicios locales no pueden cumplir su tarea más.

Lo que diferencia la asistencia humanitaria de otra intervención internacional después de una crisis, son los principios según que los actúa: El principio de humanidad – el bienestar de las personas está en el centro de todas acciones; el principio de la imparcialidad – la necesidad de ayuda es el único criterio; el principio de la neutralidad – no hay una preferencia de algún bando del conflicto; y el principio de la independencia –  objetivos humanitarios son autónomos de objetivos políticos, económicos o militares.

DIFERENCIA ENTRE LA ASISTENCIA HUMANITARIA Y LA COOPERACIÓN

La asistencia humanitaria normalmente solo incluye la ayuda a corto plazo después de un desastre, pero un gran número de organizaciones humanitarias también se dedica a la ayuda a largo plazo a través del desarrollo económico y social y la preparación para el futuro. Sin embargo, eso divaga del sentido original de la asistencia humanitaria, que estabiliza la situación inmediatamente después del desastre pero traspasa el control y la gestión al gobierno local u otras instituciones.

Aquí se puede ver la diferencia entre la asistencia humanitaria y la cooperación al desarrollo. Mientras la primera se dirige principalmente a la ayuda inmediata,  la cooperación aborda la solución de los problemas socio-económicos subyacentes que han causado la crisis.

LA ASISTENCIA HUMANITARIA – ¿PORQUÉ ES NECESARIA?

Sin duda, son muy necesarios ambos métodos de ocuparse de un desastre ya que hay demasiados problemas humanitarios en el mundo actualmente. Durante los últimos años el número de conflictos provocados por hombre y de catástrofes naturales ha aumentado y cada vez causan más sufrimiento y afectan a más gente inocente. Por todo el mundo hay hambre, enfermedad, desplazamiento, heridas y muerte que demandan la atención y ayuda del pueblo global.

EL DÍA MUNDIAL DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA – 19 DE AGOSTO 2015

Dia mundial imagen

Para aumentar la conciencia sobre todas las situaciones de sufrimiento en el mundo y la asistencia ya provista, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el “Día Mundial de la Asistencia Humanitaria” en el año 2008. Eligieron al 19 de Agosto en honor de los víctimas del ataque brutal al cuartel general de la ONU en Bagdad en 2003. Cada año la ONU usa el 19 de Agosto para reconocer al personal de la asistencia humanitaria que afronta al peligro para ayudar a la gente en necesidad. También es el día óptimo para reclamar más atención a los problemas en el mundo y para celebrar el espíritu y la motivación de ayudar y mejorar el mundo a través de la asistencia humanitaria. El día mundial 2015 prepara el primer “World Humanitarian Summit” en Estambul el año que viene.

Este año la celebración incluye el establecimiento de una plataforma online con el nombre “Mensajero de la Humanidad” (www.messengersofhumanity.org/). Cada persona que se considera un seguidor de la asistencia humanitaria puede ser un miembro y así recibir noticias e informes sobre las organizaciones humanitarias y sus proyectos actuales – todo con el objetivo de aumentar la conciencia pública.

Messenger-of-Humanity

Todos los actores de la asistencia humanitaria tienen una gran presencia pública ya que dependen del apoyo de donantes. Pero, ¿quiénes son los actores principales de la asistencia humanitaria moderna?

¿QUIÉNES SON LOS ACTORES DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA?

Durante los últimos veinte años el número de los actores en este sector ha subido enormemente. Hay organizaciones privadas, gobiernos, agencias humanitarias, corporaciones e individuos. El objetivo compartido de salvar vidas y proteger a los derechos y la dignidad de la humanidad los une, pero este paisaje de actores parece un poco caótico porque cada organización tiene sus propios valores, reglamentos y planos preventivos para asegurar la seguridad de sus trabajadores.

El número total de trabajadores humanitarios fue estimado en 210.000 en 2008 y ha subido desde entonces. La mitad de ellos trabaja en cooperación con ONGs y el resto con la Cruz Roja/Media Luna y la ONU. La coordinación de la asistencia humanitaria es una tarea importantísima, pero con tantos actores también muy difícil. Para maximizar la eficiencia y el impacto y para prevenir duplicación de ayuda, un sistema de comunicación y liderazgo es necesario.

Hay varias organizaciones grandes con un papel muy importante en la cooperación internacional de la asistencia humanitaria.

ECHO-logo-small

Para expresar su solidaridad con la gente necesitada en todo el mundo, la Unión Europea fundó la “Dirección de Ayuda Humanitaria” (ECHO) en 1992. A través de la asistencia humanitaria y la protección civil ECHO provee asistencia de socorro, sin tener en cuenta si el receptor es un miembro de la UE o no. Hasta ahora ECHO ha apoyado a gente en necesidad en unos 85 países y gasta más de 500 millones de euros cada año en la asistencia inmediata a las víctimas de desastres naturales o conflictos. Y el pueblo europeo lo apoya. El 88% de los europeos consideran ayuda humanitaria importante o muy importante – según un estudio de la Comisión Europea en el año 2012.General

Red cross and red crescent movement

Una institución más global con foco en la asistencia humanitaria es “El Movimiento Internacional de Sociedades de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja”. El nombre “Media Luna Roja” es usado en países musulmanes. Es considerado el movimiento humanitario más grande con aproximadamente 97 millones de voluntarios, personal y miembros en todo el mundo. El objetivo principal de este movimiento neutral e imparcial es la protección de la vida y salud humana, el aseguramiento del respeto a los seres humanos y la prevención del sufrimiento. Para lograr esto, apoya a muchas comunidades con proyectos de desarrollo y otras actividades humanitarias aparte de la asistencia humanitaria.

El movimiento consiste en varias organizaciones, que son independientes, pero se reúnen en el movimiento con los mismos objetivos y principios básicos.
En Primer lugar, el “Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC)”, que es una institución privada y neutral. Desde su fundación en 1868 en Suiza “se ha esforzado por prestar protección y asistencia humanitaria a las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia” (-https://www.icrc.org/es/quienes-somos/cometido-y-mision-del-cicr) y lucha por el respeto del derecho internacional humanitario y su aplicación en la legislación nacional.Otro papel importante tienen las “Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja”. Casi cada país tiene una sociedad nacional y actualmente 189 están reconocidas oficialmente por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Conforme a su situación y capacidades, las sociedades son activas en sus países y implementan los principios de la ley internacional humanitaria.La tercera institución que forma parte del movimiento es la “Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC)” fundado en 1919. La federación coordina las actividades de todas las Sociedades Nacionales y colabora con ellas en la asistencia humanitaria de socorro después de catástrofes naturales o conflictos violentos. Su red humanitaria se extiende a más de 150 millones de personas en todo el mundo, a través de unas 60 delegaciones en lugares estratégicos para la distribución de asistencia humanitaria. Su valor principal es el mantenimiento de la dignidad humana y la paz en el mundo. La IFRC lleva a cabo operaciones de asistencia para víctimas después de un desastre y apoya a todos los esfuerzos de las Sociedades Nacionales.

El movimiento, compuesto por estas tres organizaciones, trabaja en cooperación con donantes, gobiernos y otras organizaciones para mejorar la eficiencia de la asistencia humanitaria. Los socios y representantes se reúnen casa cuatro años para examinar la situación y diseñar estrategias para el futuro.

Hay otra organización más que se debe mencionar al lado de las instituciones más activas en la asistencia humanitaria: la “Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios” (OCHA) – un órgano de la ONU, fundado en 1991 por la Asamblea General. Incluye más de 30 oficinas y casi 1.900 trabajadores especializados distribuidos por todo el mundo. Hasta la elección en 2015 Valerie Amos dirige está órgano de la ONU.

OCHA Symbol

Uno de los objetivos centrales es la facilitación de una estructura efectiva y sostenible para movilizar y coordinar la  respuesta humanitaria. Intenta proveer una coordinación buena entre programas humanitarias internacionales y las respuestas nacionales y locales. La organización y la supervisión del financiamiento humanitario es otra parte muy importante de su trabajo. Con respeto al corto plazo, la OCHA apoya con el intercambio de informaciones, la coordinación de equipos de respuesta rápida y ayuda de emergencia. En cuanto al largo plazo, la Oficina promueve sobre todo preparación y prevención. El plan estratégico de la OCHA sugiere que en el futuro intentará colaborar con más socios y promover tecnologías modernas.

Juntas, todas estas instituciones han creado el “Humanitarian Programme Cycle” (HPC), que describe una serie de acciones para preparar y dirigir catástrofes humanitarias.

El primer paso es la creación de un resumen de las necesidades de la gente afectada. El equipo humanitario del país utiliza este resumen para poner objetivos y desarrollar un “Humanitarian Response Plan” (HRP). El HRP da más estructura a la asistencia humanitaria y apoya al fundraising ya que con un plan concreto la gente estaría más informada sobre el uso de sus donaciones.

¿CÓMO FUNCIONA LA FINANCIACIÓN?

Estas donaciones forman una parte muy importante del financiamiento de la asistencia humanitaria, pero la mayoría proviene de gobiernos extranjeros. Más del 50% del dinero es dirigido por agencias de la ONU y asignado a organizaciones socias, que lo ponen en práctica en los programas.

Para encargarse de la financiación, la ONU ha creado un sistema de fondos mancomunados, que es la agregación de muchos fondos de inversionistas individuales. Los recursos provienen de donaciones de más de 125 países y con la organización de los recursos en fondos mancomunados, aumenta la rapidez y la flexibilidad del financiamiento para los afectados. Esta medida de organización también facilita la cooperación de todas las organizaciones humanitarias y los gobiernos nacionales. Con los “Humanitarian Response Plans”, los recursos pueden ser implementados inmediatamente en el lugar perfecto y así salvar vidas en peligro.

La OCHA está a cargo de la mayoría de los recursos y diseñó dos tipos de fondos mancomunados para organizar el dinero efectivamente. Por un lado, hay “Country-Based Pooled Funds” (CBPFs), que actúan en casi veinte países y pueden asignar sus recursos directamente a ONGs u otros socios de la OCHA activos en proyectos de esta región. Por otro lado, existe el “Central Emergency Response Fund” (CERF). Este instrumento multilateral de financiación fue establecido en 2006 y el dinero guardado allí puede ser asignado a todos los países en necesidad. El CERF intenta mejorar la asistencia humanitaria en emergencias sin suficientes recursos y además aumentar la rapidez de la respuesta a las necesidades básicas.

Actualmente no hay solamente fondos mancomunados con el objetivo de mejorar la asistencia humanitaria inmediata, sino también hay fondos que apoyan al desarrollo y la reconstrucción después de la superación de los problemas más urgentes. La creación de este tipo de fondos debe facilitar la transición de la asistencia humanitaria a corto plazo y el desarrollo a largo plazo y el número de estos fondos sigue aumentando. A través de la gestión por la ONU, el financiamiento de la asistencia humanitaria está convirtiéndose un asunto internacional y eso evidentemente resulta en un aumento de su efectividad y rapidez.

La OCHA recibe sus recursos del presupuesto regular de la ONU y de donaciones voluntarias de sus miembros. En el año 2012 tuvo un presupuesto de 5,2 billones de Euros qué usó para ayudar a unas 65 millones de personas en situaciones de emergencia. Los donantes de la OCHA son organizados en el “Grupo de Donantes de Apoyo”, que se compromete a la provisión de ayuda financiera, política y tecnológica a la OCHA para satisfacer las necesidades de los afectados en regiones de crisis humanitaria.

Con respecto a la “Dirección General de Ayuda Humanitaria” (ECHO) de la Unión Europea, ella invierte aproximadamente un billón de Euros en la asistencia humanitaria cada año. Para ser receptor de recursos de la ECHO una organización tiene que cumplir la reglamentación de la asistencia humanitaria. Actualmente, la ECHO tiene casi 200 socios y reparte sus recursos entre ellos: 8% a organizaciones internacionales, 39,8% a la ONU y – la parte más grande – 46,6% a ONGs que se dedican a la asistencia humanitaria.

LA HISTORIA DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA

El sentimiento humanitario – la necesidad de ayudar a personas que sufren por los efectos de un desastre natural o un conflicto – es un fenómeno muy antiguo. Lógicamente la asistencia humanitaria también tiene sus raíces en el pasado. Se puede decir que el origen de la asistencia como la conocemos hoy en día congenia con la fundación del “Movimiento Internacional de la Cruz Roja” en Suiza ya en el año 1863 después de una batalla cruenta en Italia. La batalla llamó mucha atención a la necesidad de ayuda inmediata humanitaria.

El movimiento ya tenía 14 estados miembros y después de cambiar su nombre al “Comité Internacional de la Cruz Roja” se implantaba como el primer grupo internacional con objetivos humanitarios que ayudaba a toda gente afectada de una catástrofe.

Otros movimientos más pequeños pero igualmente importantes, fueron las reacciones de misioneros británicos a las hambrunas fatales en China (1876 – 1879) e India (1876 – 1878), que organizaron ayuda de socorro para las poblaciones afectadas. Muchos misioneros lo veían como su deber religioso ayudar a la gente y así ampliar su creencia. Organizaciones más políticas – especialmente de la izquierda – como por ejemplo la institución “Norwegian People’s Aid” promocionaron justicia para los desfavorecidos. El éxito más grande lo tenían organizaciones como la Cruz Roja, que enfatizaron su imparcialidad y así pudieron ayudar a todas las víctimas, sin importar en que lado del conflicto estuvieran.

Como resultado de la hambruna horrible en Bélgica, fue establecida la “American Relief Administration” en 1914 y solamente 5 años después fue fundado el “Save the Children’s Fund” en Inglaterra y la Liga de las Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja”. Sus miembros se reunieron varias veces para preparar y adaptarse a los métodos nuevos de la guerra al borde de estallar – la Segunda Guerra Mundial. Su brutalidad y especialmente la hambruna en Grecia 1941/42 demandaron la implementación de una organización nueva: el “Oxford Famine Relief Committee” (OXFAM) que proveyó asistencia humanitaria sin considerar la nacionalidad o religión de las víctimas.

El aumento de crisis internacionales y el crecimiento de una conciencia global resultaron en la fundación de “Amnistía Internacional” (1961) y “Médicos Sin Fronteras” (1971). Desgraciadamente, los recursos privados eran limitados y solamente a través de los medios de comunicación modernos como la televisión era posible la movilización de todas las donaciones necesarias. Especialmente la respuesta internacional y la colección de donaciones después de un documental de BBC sobre la terrible hambruna en Etiopía (1983-1985) mostraron el poder y el impacto inmenso que tienen los medios de comunicación.

Como resultado de la globalización y la simplificación de la comunicación, se ha formado una red de las organizaciones humanitarias, los gobiernos y otras instituciones, que ahora trabajan mano a mano, compartiendo  recursos y estrategias.

Historia de la asistencia h.11

LOS PROBLEMAS Y RETOS DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA

La asistencia humanitaria moderna y todas las instituciones tienen que hacer frente problemas de varios sectores: Problemas de efectividad y eficiencia, problemas políticas y problemas de la sostenibilidad.

La efectividad y la eficiencia son unos de los retos centrales de la asistencia humanitaria ya que más efectividad significa la salvación de más vidas humanas.

En primer lugar, el aumento de la eficiencia de sus programas es el objetivo de todas organizaciones humanitarias. Querían aumentar el número de beneficiarios de su ayuda en las zonas de conflicto y al mismo tiempo reducir el tiempo necesario para implementar la ayuda inmediata.

En segundo lugar, la eficiencia también es un problema grave con respecto al número creciente de agencias de asistencia humanitaria. La cooperación y comunicación sigue siendo más complicada y compleja y demanda un nivel alto de organización y coordinación.

Además el reclutamiento de voluntarios y trabajadores humanitarios debería ser más eficiente. Es muy difícil encontrar el trabajador perfecto como resultado de la tensión entre la profesionalización y el voluntariado. La búsqueda lleva mucho tiempo y los trabajadores no siempre trabajan de forma efectiva. Un trabajador humanitario necesita conocimientos y habilidades apropiados, experiencia de la confrontación con una o varias culturas completamente diferentes y no puede tener motivos egoístas para que pueda hacer una contribución positiva al programa humanitario. Una persona que cumple todos estos criterios parece un milagro – y un trabajador humanitario perfecto.

A continuación, los problemas políticos presentan un reto muy grave a los actores de la asistencia humanitaria.

En primer lugar muchas veces se habla del “alibi humanitario”, que significa el abuso de la idea de “asistencia humanitaria” por gobiernos – usan la ayuda como una excusa de contribuir al desarrollo de los países desafortunados, mientras – en verdad – así solamente ayudan en corto plazo y no usan más recursos para el desarrollo en largo plazo. ¡Pero sí, están ayudando!

En segundo lugar, el paisaje de todas las organizaciones e instituciones humanitarias y su cooperación con gobiernos parece muy caótico. La falta de normas, reglas, estructura y un sistema bien organizado no solamente resulta en una disminución de la eficiencia, sino este caos burocrático y político también significa un descenso de su credibilidad. Confunde a la opinión pública. Además la falta de control financiero a través de un sistema universal y la ausencia de obligación de informar a una autoridad sobre gastos humanitarios causan confusión e información pública irregular. Como resultado de poca información sobre el éxito de la asistencia humanitaria, hay mucha gente decepcionada, que considera la ayuda humanitaria fallida en el logro de sus promesas.

El problema de la información también tiene que ver con los medios de comunicación. Los medios – hoy en día más que nunca – acortan la distancia entre el sufrimiento en el extranjero y el interés público en los países occidentales. El interés público varía en casos diferentes – no por la falta de compasión sino por la falta de publicidad sobre los incidentes horribles. Algunos desastres parecen más dramáticos, más fotogénicos y así reciben más atención de los medios de comunicación y más compasión de la pública. Otros desastres solamente son mencionados al lado de los titulares grandes y parecen menos importantes. Los medios de comunicación son una bendición, ya que conectan la gente y anima la asistencia humanitaria, pero su poder y control sobre la atención de la pública da un poco de miedo.

La asistencia humanitaria también causa problemas políticos en los países de los receptores, especialmente en cuanto a conflictos armados entre bandos diferentes. Hay varios escenarios en los que la asistencia humanitaria tiene efectos negativos: Para empezar, ayuda inmediata y la satisfacción de las necesidades primarias de la gente no involucrada en el combate le da una sensación falsa de seguridad y protección por la comunidad internacional. Esto puede tener efectos fatales: Por ejemplo, podría resultar en la falta de motivación de la gente afectada a cambiar la situación – se siente segura. Lo mismo podría ocurrir al gobierno del país afectado – No consideraría necesaria la continuación de programas socio-económicos al desarrollo de sistemas de alimentación, ya que las organizaciones internacionales aseguran la alimentación. El gobierno preferiría usar sus recursos para la compra de más armas y así empeora la situación.

Además, la asistencia puede prolongar el conflicto porque los artículos de la ayuda de emergencia son nuevos motivos por los que luchar. Además, como las organizaciones humanitarias son imparciales, reparten su ayuda inmediata a todos los bandos en el conflicto y así los participantes en el conflicto no deben preocuparse por su alimentación y pueden concentrase en la lucha. Para no causar este efecto, la distribución de recursos a solamente un bando sería una opción, pero esto no congenia con los principios de la asistencia humanitaria y solamente crearía más tensión entre los bandos. Una situación de dilema.

En cuanto a los problemas de la sostenibilidad, hay dos aspectos con los que se debe tratar. Como hay poca vigilancia y control de las actividades humanitarias, también hay pocas medidas de apuntar los resultados y éxitos y, por otra parte, los errores. Ya es muy difícil distinguir los resultados directos de la asistencia humanitaria porque aparecen en muchas formas diferentes – supervivencia de gente en peligro, satisfacción de necesidades básicas, … – y sin una medida de anotar todo esto, la mejora del sistema en el futuro y el aprendizaje a través de sus propios errores sería muy difícil. Desde este punto de vista, la organización de la asistencia humanitaria no parece muy sostenible.

Aparte de eso, hay la sospecha que la ayuda empuja a los receptores a un estado de dependencia de los proveedores de la asistencia humanitaria. Disfrutan de tanto apoyo extranjero, que el fin de justamente esta ayuda puede tener consecuencias fatales y deja a la gente indefensa. Por eso los proyectos del desarrollo a plazo largo son de gran importancia porque enseñan a los afectados a vivir independientemente y hacer frente a sus crisis solos en el futuro.

Que estos efectos negativos no solo son teoría, muestran los siguientes ejemplos: Para empezar, un programa de ayuda de la ONU en Camboya, que costó más que un billón dólares, resultó en inflación, un crecimiento de prostitución y HIV y gran dislocación social.

Otro ejemplo es la asistencia humanitaria por más de dos billones dólares en el Sudan para apoyar a la gente en crisis por la guerra civil allí. Por un lado salvaba la vida de mucha gente, pero por otro lado, todos los involucrados son conscientes que el aseguramiento de alimentos solamente prolonga el conflicto.

retos asistencia humanitaria11

SOLUCIONES

Evidentemente es necesario adaptar el sistema internacional de la asistencia humanitaria y hay varios modelos de soluciones a estos retos – pero desgraciadamente estos tampoco solamente tienen ventajas.

Para empezar, hay una estrategia muy extrema, que consiste en la retirada de toda la asistencia humanitaria después de la primera fase de estabilización. Seguramente, así no ocurriría la desventaja de la dependencia de los beneficiarios, pero al mismo tiempo, esta estrategia deja a la gente desamparada y en una situación de sufrimiento. Otro método, que intentaron las organizaciones de la asistencia humanitaria en el pasado, es la cooperación con el ejército para mejorar la seguridad de la ayuda y de su distribución. Aunque es una buena idea usar la ayuda de instituciones tan bien organizadas como ejércitos, esta cooperación compromete el principio de la imparcialidad, que es un cimiento de las organizaciones humanitarias.

Hay una propuesta para solucionar los problemas: la distribución muy, muy justa y homogénea de los bienes de la ayuda humanitaria. Esto congenia perfectamente con el principio de la imparcialidad pero al mismo tiempo provee asistencia a los violadores de las leyes internacionales humanitarias.

Sin embargo, el último plan se concentra principalmente en la obediencia a estas leyes. Sugiere, que las organizaciones humanitarias solamente ayudan a los países en crisis, si todos los bandos y partidos respetan a los derechos humanitarios internacionales. Seguramente, la implementación de esta condición resultaría en más respeto para los derechos, pero sin duda, también habría gente que no cumpliría estas demandas y finalmente no habría asistencia para la gente afectada. Especialmente esta gente sufriría más: primero, por las violaciones de sus derechos humanos y segunda, por la falta de asistencia humanitaria.

Una modificación de esta estrategia parece el plan más esperanzador. La provisión de asistencia en condición al cumplimiento de las leyes humanitarias es una medida demasiado dura, pero los castigos para los violadores de las leyes pueden constituir una solución. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está diseñando tribunales internacionales para perseguir las violaciones de las leyes humanitarias al mismo tiempo que asisten a la gente en necesidad. Estos tribunales ya funcionaron en la antigua Yugoslavia y Ruanda.

 soluciones asistencia humanita

CONCLUSIÓN

La asistencia humanitaria es esencial para ayudar a la gente afectada por un conflicto armado y una catástrofe natural y demuestra que la compasión humana puede superar estas crisis. Durante los últimos cincuenta años, la ayuda ha crecido increíblemente y los números de trabajadores voluntarios en las regiones de conflicto, las organizaciones humanitarias y la cantidad de dinero involucrado siguen subiendo. Por la proliferación de crisis por todo el mundo la demanda de asistencia humanitaria es más grave que nunca. Eficiencia y sostenibilidad no son objetivos irrealistas, pero su logro depende en la implantación de un sistema de cooperación internacional eficiente y la combinación de asistencia humanitaria con programas de desarrollo a plazo largo.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria en el 19 de Agosto 2015 debería dar una oportunidad a cada persona a dar gracias de que hay trabajadores y organizaciones humanitaria, que usan su tiempo, saber y habilidades para mejorar el mundo, salvar vidas y disminuir el sufrimiento a través de la asistencia humanitaria.

 

[box]Fuentes

http://www.globalhumanitarianassistance.org/workstream/themes/financing-mechanisms

http://ec.europa.eu/echo/funding-evaluations/funding-for-humanitarian-aid_en

http://www.odi.org/sites/odi.org.uk/files/odi-assets/publications-opinion-files/8439.pdf

https://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/5tdmnv.htm

http://www.un.org/es/events/humanitarianday/

http://www.expo2015.org/en/on-august-19–the-united-nations-celebrates-world-humanitarian-day

http://en.wikipedia.org/wiki/Humanitarian_aid

http://www.who.int/hac/about/reliefweb-aug2008.pdf

http://sites.tufts.edu/jha/archives/1935

http://es.slideshare.net/marxer/humanitarian-aid

http://www.beyondintractability.org/essay/humanitarian-aid

http://en.wikipedia.org/wiki/United_Nations_Office_for_the_Coordination_of_Humanitarian_Affairs

http://www.unocha.org/   http://www.unocha.org/what-we-do/humanitarian-financing/overview

http://www.ifrc.org/

http://en.wikipedia.org/wiki/International_Red_Cross_and_Red_Crescent_Movement

 

[/box]

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*